La evolución de los procedimientos estéticos y la aplicación de tecnologías innovadoras ponen a nuestra disposición una serie de tratamientos NO quirúrgicos, NO invasivos o mínimamente invasivos que tienen un rápido efecto y que nos ayudan a lucir un nuevo rostro, de aspecto rejuvenecido y sin arrugas.

La moda también afecta a las tendencias en estética y hoy día se impone la naturalidad. Los cirugía tradicional invasiva del rostro está cayendo en desuso y las caras congeladas y sin expresión tras un lifting extenso que se veían años atrás, definitivamente han pasado de moda. Actualmente la mayoría de la gente demanda un aspecto juvenil que no altere la expresión de su rostro y sin periodos de recuperación, buscando que nos digan que buena cara tenemos y no que nos pregunten que nos hemos hecho.

Tratamientos lunchtime

Si tienes una pausa para comer, puedes rejuvenecer

Por este motivo ha aumentado la demanda una nueva generación de tratamientos nada invasivos, que mejoran la calidad y el aspecto de la piel sin pasar por el quirófano, sin anestesia, con bajo riesgo de complicaciones y, lo que es más importante, sin necesidad de períodos de convalecencia, de modo que el paciente sale de la consulta y se puede incorporar de modo inmediato a su actividad habitual, ya que el tratamiento no produce señales o perjuicios en la piel. De ahí el nombre de tratamientos de medio día o de la hora del almuerzo (lunchtime). Estos tratamientos están de moda por la rapidez de sus efectos, porque no necesitan recuperación y por el aspecto fresco y reluciente que aportan a la piel, borrando o atenuando los signos del envejecimiento (arrugas, líneas finas de expresión, efectos del daño solar). Tras el tratamiento, la piel mostrará un aspecto radiante y sano, recuperando su luminosidad natural, las manchas de la edad se atenúan o desaparecen completamente, las arrugas alrededor de los ojos y las líneas de expresión se suavizan y la flacidez de la piel se mejora. Los pacientes prefieren estos tratamientos porque les ayudan a eliminar la apariencia envejecida. Por todo ello resultan muy apropiados para cuando vamos a tener un evento importante en el que queremos mostrar nuestro mejor aspecto, para las fiestas navideñas que se acercan o simplemente para cuando nos queremos ver mejor.

Rejuvenecimiento facial rápido

Tratamientos de rejuvenecimiento facial sin recuperación

CUÁLES SON LOS SIGNOS DEL ENVEJECIMIENTO FACIAL

Los cambios que experimenta la piel en el proceso de envejecimiento se relacionan principalmente con el grado de exposición solar a que la hemos sometido (fotoenvejecimiento), pero también se ve afectada por factores genéticos, hormonales (como la menopausia), nutrición inadecuada, tóxicos (como alcohol, tabaco o contaminantes ambientales) y el propio proceso fisiológico de envejecimiento asociado con la edad, que va acompañado de una disminución de la producción de colágeno y elastina. Clínicamente estos hechos se traducen en la aparición de una piel áspera en superficie, más delgada, con poros abiertos, cambios pigmentarios –manchas- y vasculares, y una clara disminución en el número y función de las fibras de colágeno y elastina, que conlleva una pérdida de hidratación y luminosidad; la piel aparece apagada, flácida y envejecida. Además, las contracciones repetidas de ciertos músculos dejan sus huellas en forma de arrugas de expresión, en determinadas zonas faciales.

En cada edad la piel muestra unos signos de envejecimiento característicos. A continuación detallamos cuáles son:

Entre 30-40 años: Las pequeñas arrugas y manchas de la edad pueden hacer su aparición. La piel puede mostrarse menos radiante y con signos de decoloración.

Entre 40-50 años: El colágeno y la elastina, que proporcionan la malla de soporte de la piel empiezan a romperse, ya que disminuye la velocidad fisiológica de producción de los mismos. Las pequeñas líneas de expresión y las arrugas se van haciendo más prominentes y la piel se vuelve más seca, al perder su armazón y capacidad de hidratación, ya que el colágeno que se pierde es el responsable de la retención del agua. El flujo sanguíneo se hace también más lento y desaparece el aspecto sonrosado juvenil de la piel.

De 50 años en adelante: La producción de nuevas células, o regeneración celular, decae. La piel retiene menos agua, lo que incrementa la formación de arrugas. Al mismo tiempo, las capas de grasa subyacentes de la piel de la cara se encogen y el exceso de piel empieza a aflojarse, apareciendo la temida flacidez.

ALGUNAS DE TUS OPCIONES DE TRATAMIENTOS LUNCHTIME EN DIAGONAL LÁSER

INYECCIONES DE BOTOX: El Botox, o toxina Botulínica, es un preparado farmacológico purificado de una neurotoxina producida por la bacteria Clostridium botulinum. Se considera el  tratamiento de elección cuando el envejecimiento se manifiesta fundamentalmente en las arrugas de expresión del tercio superior de la cara: patas de gallo, entrecejo, arrugas de la frente, cola de la ceja caída. El bótox se inyecta directamente en el músculo neutralizando el proceso que hace que éste se contraiga, de modo que la musculatura se relaja. Después del tratamiento, la piel que hay sobre dicha musculatura aparece suave y sin arrugas, mientras que en la parte del rostro no tratada la musculatura se sigue contrayendo de modo normal. Ello permite que la expresión global de nuestro rostro no se vea afectada. Adicionalmente permite una discreta elevación de la cola de la ceja, mejorando de este modo la expresión de la mirada. Se trata de una técnica segura, sencilla y no invasiva. Los resultados son rápidos y producen un alto grado de satisfacción en el paciente, que observa cómo su expresión y su mirada se ven serenas y relajadas, así como la eliminación de sus arrugas de expresión. Si se aplica de forma adecuada no resta su naturalidad al rostro, lo cual suele ser el mayor temor de los pacientes.

 El tratamiento dura aproximadamente unos 20 minutos. Los resultados comienzan a verse a las 24-48 horas tras su aplicación y  su efecto se va instaurando progresivamente, observando hasta llegar a observarse el efecto definitivo a los 10 días aproximadamente. Los efectos de la inyección de Botox son temporales, por lo que se puede repetir, si el paciente lo desea cada 4 a 6 meses.  La aplicación repetida va prolongado el efecto, de modo que las arrugas van disminuyendo progresivamente.

PEELINGS QUÍMICOS SUAVES: Cada día miles de células de la superficie de nuestra piel mueren, se desprenden y son reemplazadas por nuevas células de las capas inferiores de la piel. Con la edad este proceso se ralentiza y nuestra piel se muestra opaca y apagada. El peeling químico consiste en la aplicación de soluciones químicas que al actuar sobre la piel, eliminan las células muertas superficiales y estimulan la producción de nuevas células epidérmicas. De este modo pueden mejorar la textura y apariencia de una piel áspera, arrugada o con manchas, por efecto del paso del tiempo. Exfolian suavemente las capas superficiales y envejecidas de la piel,  alisándola y suavizándola. Permiten renovar la textura de la piel, estirándola, reduciendo las arrugas y mejorando su luminosidad. Son una excelente opción para eliminar el aspecto apagado y mortecino de la piel, recuperando su apariencia juvenil.

En función de la sustancia química seleccionada y la dosis (ácido glicólico, salicílico, alfa-hidroxiácidos (AHA),etc.) se puede modular el efecto de exfoliación, de modo que permita la rápida reincorporación a la vida laboral y social, sin necesidad de tiempo de recuperación. La mayoría de pacientes describen unas sensación de calor de moderado a intenso que dura unos 10 minutos tras la aplicación del peeling y que va seguida de una sensación de escozor o punzante transitoria, siendo ambas molestias totalmente llevaderas por el paciente.

INYECCIÓN DE MATERIALES DE RELLENO: Se emplean rellenos suaves para el tejido, que permiten mejorar la apariencia de las arrugas faciales, por ejemplo en la zona peribucal (código de barras) o surco nasogeniano. Los rellenos también permiten añadir volumen a unos labios excesivamente finos y reducir la apariencia de las cicatrices por acné.

Generalmente se suelen emplear pequeñas infiltraciones de ácido hialurónico en la dermis, realizadas con una aguja fina, que no produce apenas molestias. Es una técnica muy segura, rápida y que devuelve a la piel hidratación, luminosidad y tersura.

El ácido hialurónico es capaz de recolectar a su alrededor una gran cantidad de agua, lo que le permite mantener la adecuada hidratación de la piel, y consecuentemente su turgencia, que es una característica evidente de juventud. Paralelamente a esta acción hidratante, está demostrada la eficacia del ácido hialurónico en la protección frente a la oxidación y los temidos radicales libres, que son los causantes del envejecimiento.

La cantidad de tratamiento a aplicar dependerá de las condiciones de la piel y de la respuesta al mismo. La recuperación es inmediata y los resultados muy satisfactorios.

LÁSER NO ABLATIVO O SUB-ABLATIVO FOTONA SMOOTH: Trata las arrugas estimulando la capacidad de producción natural de colágeno de la piel. Este nuevo colágeno formado rellena las arrugas desde el interior, mantiene la firmeza de la piel y aumenta la capacidad del tejido para retener agua, de modo que la piel se ve más tersa e hidratada. No requiere período de baja a diferencia del láser ablativo.

Láser erbio no ablativo modo SMOOTH

Laser FOTONA. Modo Smooth.

El innovador FOTONA SMOOTH es un sistema láser de Erbio (2940nm) desarrollado por FOTONA que consiste en un pulso de láser de baja fluencia y una duración prolongada de 250 a 300 milisegundos, que es más larga que la capacidad natural de la epidermis para disipar el calor. Ello permite tratar la piel de modo mínimamente ablativo, generando una estimulación tisular y aprovechando el depósito de calor en las capas profundas de la dermis. La temperatura alcanzada en estas capas profundas genera una respuesta biológica de producción de nuevo colágeno; de este modo se consigue un remodelado dérmico que se traduce en un incremento del volumen y también
un fenómeno de tensado de tal modo que lo podemos aplicar en todo aquel tejido envejecido o laxo que requiera una mejora en la textura y tensión.

Se puede emplear el modo Fotona Smooth en todas las edades, en hombre o mujer, cuando el envejecimiento se manifieste principalmente en pérdida de la textura de la piel y el paciente no se pueda permitir un periodo de recuperación muy prolongado, por la necesidad de reincorporarse a su vida laboral o social. Como el abordaje es interno y el efecto ablativo mínimo, la incorporación del paciente a la vida normal es inmediata.
Es también una excelente opción para combatir el envejecimiento en pacientes de pieles oscuras y aquellos que vivan en zonas de mucha exposición solar, gracias a la mínima posibilidad de producir hiperpigmentación post-tratamiento.

El tratamiento se realiza en consulta, de modo ambulatorio, suele ser rápido (unos 20 minutos) y el número de sesiones requeridas puede variar de 3 a 6 (con un intervalo de un mes entre cada una) en función del grado de afectación y la edad del paciente.

Los resultados son muy duraderos en el tiempo. El tratamiento minimiza las arrugas de expresión  de las mejillas y peribucales, tales como el código de barras y surco nasogeniano. Favorece el tensado de un modo casi indoloro y los efectos se aprecian desde la primera sesión.
 Algunas ventajas de uso son la posibilidad de su empleo de forma combinada, ya que se puede complementar con otras técnicas de rejuvenecimiento facial  externo químicas o físicas, así como la posibilidad de realizar tratamientos en momentos y lugares donde la influencia solar limita a otros sistemas.

Estos son los tratamientos que ponemos a tu disposición en Diagonal Láser, para que puedas conseguir un rejuvenecimiento de tu piel en poco tiempo, sin molestias  y sin necesidad de largos períodos de recuperación. La elección de uno u otro, o de la combinación de varios de ellos va a depender del estado de la piel del paciente al momento de la evaluación médica y de sus expectativas respecto al tratamiento. Lo importante es que con pocas sesiones de tratamiento, con técnicas de vanguardia, estratégicamente combinadas según el caso, podremos lucir una piel realmente más joven y tersa, con efectos duraderos a lo largo del tiempo.